Make your own free website on Tripod.com

Mission Vida Nueva

 

 

Diez leprosos son limpiados Lucas 17:11-19   (Enero 2006)

 

11Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. 12Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos 13y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. 15Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. 17Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.
 

Hace un buen tiempo dialogando con un amigo, Me dijo lo siguiente:

" Mira que Yo si creo en los milagros, porque mi suegro estando postrando en cama debido a una enfermedad en sus piernas, le hicieron oración  y al poco tiempo mi suegro comenzó a caminar; cosa que no hacia hace un buen tiempo.

Le respondí: Yo también creo en los milagros que hace Dios, ya que el tiene misericordia de quien le place, ¿y tu suegro le dio las gracias a Dios aceptando a Jesús como su salvador? ¿este milagro cambió su vida? ¡NO! me respondió; el sigue haciendo su vida de antes de estar enfermo.

Hermanos y amigos, En esta historia de los 10 leprosos, sabemos que la lepra representa al pecado, ya que cuando está en su etapa terminal solo se espera la muerte, La persona podía estar contagiada y caminar entre la multitud sana, pero cuando la enfermedad avanzaba  la piel se le caía y es allí cuando se le enviaba hasta que muera; al sitio de aislamiento ubicado en las afueras de la ciudad, y se les prohibía regresar al pueblo y cuando alguien pasaba cerca de ellos tenían que dar la voz de alerta anunciando de que eran leprosos, para que la persona sana se alejara de ellos.

Algo muy similar es la persona antes de conocer a Dios, lleva el pecado pero no se da cuenta y permanece alejado de Dios y solamente cuando reconoce de corazón su pecado y se arrepiente, puede ser sanado por Dios y vivir justificado porque ahora es salvo; pero si siendo salvo todavía se siente pecador, va a ser arrojado al lago de fuego cuando venga Jesús por segunda vez, ya que ningún ser inmundo entrará al reino de Dios.

 Es por eso que al pasar Jesús entre el limite de ambas ciudades se los encontró, y de lejos le gritaron ¡Jesús maestro, ten misericordia de nosotros! Jesús les dijo que se mostraran a los sacerdotes para que ellos se dieran cuenta de que el hijo del hombre tiene poder para sanar, ( estos hombres habían sido declarados enfermos de lepra, según la ley de LEVÍTICO  13: 1- 59 ) pero aquí viene lo interesante; dice que yendo fueron sanados y solamente uno volvió dando gracias a Dios, y este era samaritano, Hnos. los samaritanos eran personas que no se llevaban bien con los judíos y por lo tanto no compartían en su totalidad, su religión.¿acaso este hombre era cumplidor de la ley? absolutamente NO, pero si reconocía que estaba enfermo y solamente le esperaba la muerte como a los demás leprosos. y quizás había escuchado de Jesús que sanaba aun la lepra y cuando se dio cuenta que pasaba Jesús, animó a los otros a pararse y clamar por su misericordia, el pensamiento y la actitud que tuvo este samaritano fue de reconocer que Jesús lo había sanado y  que mas allá de esto había algo mas que Jesús podía darle y teniendo esta fe se postra ante Jesús dando gracias a Dios. Y esto es lo mas lindo de este relato Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado. Hnos., ¿acaso Jesús no lo había sanado?, claro que SI, pero ahora le esta dando la salvación por su fe de haber creído en él, una cosa es sanacion y otra es la salvación, Jesús puede sanar a muchas personas por su misericordia, pero depende de la persona si quiere ser salvada, ¿hno, amigo fuisteis sanado por Jesús? ¿quieres que también te salve? acepta a Jesús y su completo y verdadero evangelio, cree que tiene poder para sanarte y también para salvarte, su salvación es perfecta, ya que él no hace las cosas a medias, el lo hace todo perfecto; y si dice que el nos ha hecho justos y perfectos tenemos que creerlo, porque dice la palabra en Romanos 10:10 "Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación"  Hebreos 10:14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Si usted dice, que aun habiendo aceptado a Jesús es pecador mire lo que dice Mateo 10:36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. 37Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

si usted se considera sanado y no salvo, terminara como los nueve leprosos: sea como el samaritano teniendo la fe correcta en Jesús y no la de su carne

DIOS LOS BENDIGA

REGRESAR AL ÍNDICE