Make your own free website on Tripod.com
Mission Vida Nueva

13-Entendéis mi lenguaje

La mujer samaritana Lucas 4:1-30 -julio 2005

1Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan 2(aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos), 3salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea. 4Y le era necesario pasar por Samaria. 5Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José. 6Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. 7Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. 8Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer. 9La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. 10Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. 11La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? 12¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? 13Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; 14mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. 15La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla. 16Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá. 17Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; 18porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad. 19Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. 20Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. 21Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. 22Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. 23Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 25Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. 26Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo. 27En esto vinieron sus discípulos, y se maravillaron de que hablaba con una mujer; sin embargo, ninguno dijo: ¿Qué preguntas? o, ¿Qué hablas con ella? 28Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: 29Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? 30Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él.

Queridos Hnos. en Cristo Jesús, muchas veces la palabra del señor la entendemos en cualquier manera, pero menos en la forma que él quiere que es la Espiritual.

La mujer samaritana lo entendía de forma terrenal, Cuando Jesús le pidió agua, ella hizo una referencia que judíos y samaritanos no se llevaban y era inconcebible que Jesús le pidiera Agua, Jesús le dice si tuvieras el don de Dios sabrías quien te habla y mas bien tu le pedirías de beber, la mujer le dijo no tienes conque sacar agua, pero si tienes esa agua dámela para que yo no venga mas a este pozo a sacarla. La mujer Samaritana no entendía a Jesús , ella entendía que Jesús podía darle una agua y nunca mas tener Sed, pero Jesús no hablaba de esta sed terrenal, sino de la sed de Justicia

La mujer Samaritana tenia al profeta delante de ella, pero ella dudaba de ello y solo decía ¡Me pareces que eres profeta!  y sacando a relucir su punto de vista en la adoración, le habla al gran maestro como diciéndole si tu eres profeta explícame esto, y Jesús le contesta que los verdaderos adoradores adoran a Dios en espíritu y verdad; y ni aun así se da cuenta de quien es Jesús y el se lo confirma diciéndole YO SOY EL MESÍAS

Un punto muy importante: Podemos tener sed y tener el agua al frente, pero el asunto es beberla Apocalipsis 22:17Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. Esta mujer samaritana tuvo sed, pero aunque quiso beberla no lo hizo, porque ella dudaba de que si verdaderamente Jesús era el Mesías, antes bien de dejó llevar por la emoción y fue a contarle a la gente de las cosas que Jesús le había dicho, Muchas veces somos como esta mujer, admiramos a Jesús diciendo que el es Mesías, pero no lo aceptamos como nuestro salvador, hablamos maravillas de él y quizás mucha gente al oírnos se convenzan de que Jesús es el Mesías, pero no lo aceptan. Saben porque ocurre esto ¡porque no entendemos el lenguaje de Jesús!  y con nuestros hechos y creencias estamos crucificando nuevamente a Cristo Juan 8:43¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra.

juan4:39Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. 40Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días. 41Y creyeron muchos más por la palabra de él, 42y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.

pero Jesús sabe cuando somos sinceros en nuestro arrepentimiento. Juan 2:23Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. 24Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre

Jesús es el salvador del mundo, y ese mundo estamos incluidos usted y Yo, ¿entonces porque creen muchos que no es así?¿porque se siente pecadores, aun habiendo aceptado a Cristo? porque entienden la palabra en forma terrenal y no de la forma espiritual, el día que usted  entienda va a dejar que Jesús calme esa sed y podrá confiar en él y no en sus fuerzas y podrá confiar que el siempre estará con usted, y en los momentos mas difíciles, usted seguirá viendo su mano que lo honrará por creerle Isaías 55:1A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. 2¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. 3Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. 4He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones. 5He aquí, llamarás a gente que no conociste, y gentes que no te conocieron correrán a ti, por causa de Jehová tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado.

Cuando nosotros aceptamos a Jesús , aceptamos la justicia de Dios, y confiamos en que el nos redimió de la maldición del pecado, y ahora somos justificados  y santificados gratuitamente en él y nuestro corazón está limpio de pecado, pecado que Jesús recibió en su bautismo y que pagó en la cruz

Dios les bendiga

Amen, Amen, Amen

Misión Cristiana Vida Nueva

 REGRESAR AL ÍNDICE