Make your own free website on Tripod.com
Mission Vida Nueva

 

La vida Eterna  05-01-2005

DIOS les bendice,

 

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

 

En primer lugar hagámonos esta pregunta ¿Dios es eterno? Claro que lo es; Génesis 21:33    dice 33Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Jehová Dios eterno. 34Y moró Abraham en tierra de los filisteos muchos días.

Eterno significa: indestructible, perenne perpetuo, sempiterno, imperecedero  y estas cualidades las tiene nuestro Dios  y si la promesa de Dios es darnos vida eterna  a través de su hijo Jesús, ¿existirá algo que haga cambiar esta promesa? desde luego que no.   Números 23:19   Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Cuando venimos a Cristo con un corazón sincero y humillado, Dios nos limpia de todo pecado y nuestro corazón queda tan limpio como la nieve y nos justifica (Isaías 1:18),  y es por medio de nuestra fe que tenemos que creerlo y si no es así no agradaremos a Dios,  porque dice la palabra en  Hebreos10:36 Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

Si usted después de haber confesado su pecado a Dios aun se siente pecador, usted esta retrocediendo; ¡Reconsidérelo! porque usted esta negando la eficacia del sacrificio de  Cristo Jesús, quien vino por los pecados del mundo; y si no vive por fe creyendo, usted  automáticamente se está yendo al infierno.

 

Volviendo al tema ¿Se puede perder la vida eterna?, ¡claro que no! Porque si Dios te da algo eterno, es para siempre, nadie lo puede destruir.

 

Y ¿que pasa cuando un cristiano cae en pecado?, si su creencia es que Dios lo va a castigar quitándole la vida eterna, si lo cree así, automáticamente es un candidato al infierno, pero si ha entendido el evangelio de Dios como los nacidos por el  Agua y el Espíritu, confesará su pecado por medio de cristo Jesús para restaurar el lazo con Dios ( 1 Juan 2:2) comprendiendo que el cargó con todo nuestro pecado y se alejará del pecado y si no lo hace Dios lo castigara y lo reprenderá mas no le quitara la vida eterna, aunque en su enojo le pueda quitar hasta la vida física, Dios no permite al que peca deliberadamente y tampoco permite el libertinaje en los que llama sus hijos; Hebreos 12:6-8Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 7Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

 

En 2 Samuel 7:14-15 Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; 15pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti. David es un prototipo del cristiano actual, que vive por fe y Saúl es el prototipo de cristiano que se esfuerza por conseguir la salvación, aun sabiendo que Dios la da por gracia y no por lo que pueda o deje de hacer

 

 Examinemos en  1Corintios 5:1-5 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. 2Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción?

3Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 4En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, 5el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.

El propósito de la expulsión de ese hermano era para que la iglesia no se corrompiera. Así es que él recibiría el castigo de Dios, pero no pierde la salvación. El castigo es para corregir al cristiano, mas no para pagar el pecado; pecado que recibió Jesús en su bautismo; pagándolos con su sangre en la cruz; ¿acaso Juan el Bautista no dijo? En Juan 1:29 “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”

 

Hermanos; Amigos. Ven que fácil y sencillo es el evangelio de Jesucristo cuando somos nacidos por el Agua y el Espíritu, Acéptelo a la manera y sabiduría de Dios y no a la sabiduría de los hombres.

 

 Amen, amen, amen

MCVN

 REGRESAR AL ÍNDICE