Make your own free website on Tripod.com

 

Mission Vida Nueva

El  fin del sacerdocio Aarónico  o levita.

 Dios les bendiga.

En estos tiempos es muy común escuchar en las iglesias al pastor o líder, llamarse Levita, y lo hacen con el fin de sustentar y de recibir derechos que no les corresponden  (porque ya no están vigentes) como son: el diezmo y las primicias.

Tenemos que saber que ya no estamos en los tiempos de estos sacerdotes ya que el sacerdocio fue cambiado a Jesucristo

El último sacerdote de la línea de Aarón fue: JUAN EL BAUTISTA, muchos estudiosos de la palabra niegan que Juan era sacerdote (véase el estudio de Juan el Bautista, un sacerdote por derecho propio, en la sección temas) el fue sacerdote con todos los derechos de herencia (según la ley de Éxodo 21:1 al 9.)

Por su madre Elizabeth: Lucas 1:5:

Por su padre Zacarías: en 1 Crónicas 24:10 vemos que Abías era nieto de Aarón; y en Lucas 1:5  vemos que Zacarías se encontraba haciendo el servicio porque era descendiente de la orden de Abías 

Estos estudiosos de la Biblia, atribuyen solamente como labor del sacerdote el echar incienso en el templo.

Pero JUAN no vino a realizar esa labor, el vino como representante del mundo a pasar los pecados a Jesús (la ofrenda por el pecado) cuando lo bautiza en el rió Jordán. La labor que tenia el sacerdote del antiguo testamento era de presentar la ofrenda del pecador y del pueblo a Dios, luego que se realizaba este sacrificio por los pecados, la persona o el pueblo quedaba libre de pecado  (levítico 4:1-35) si nuevamente la persona pecaba, nuevamente tenía que ofrecer sacrificio, la expiación por el pecado del pueblo se hacia anualmente

Juan, después de cumplir su labor no pone ningún obstáculo a la de Jesús  Juan 3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengue

Cuando Juan muere decapitado por orden de Herodes  (Mateo 14:10), este ya había llevado a cabo su misión que era la de bautizar a Jesús   (Mateo 3:13), al morir Juan termina el sacerdocio aarónico o levítico según la ley.

 Pero veamos algo más importante el sacerdocio de JESUCRISTO

Como dijimos anteriormente, el pueblo de Israel abusó de este sacrificio, ya que como había esta ley, pecaban y luego se presentaban al sacerdote con su ofrenda para ser perdonados. Y Dios vio esto con desagrado Isaías 1:11¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos. . La ofrenda de los machos cabrios no era perfecta  y tenía que ser realizada cuantas veces pecaban

En cambio, Jesús, en su bautismo se presenta como la ofrenda perfecta por el pecado, luego en la cruz pago por ello.  Hebreos 10:5-10 Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; mas me preparaste cuerpo.6Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.7Entonces dije: He aquí que vengo,  oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí. 8Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley), 9y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último. 10En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Y añade en  Hebreos 10:14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

Entonces como Jesús no era un sacerdote terrenal, según la orden de los levitas; sino que era un sacerdote según la orden de Melquisedec nombrado  por DIOS, sacerdote para siempre Hebreos 5:1-6Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados; 2para que se muestre paciente con los ignorantes y extraviados, puesto que él también está rodeado de debilidad; 3y por causa de ella debe ofrecer por los pecados, tanto por sí mismo como también por el pueblo. 4Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón. 5Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy.  6Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec.(MELQUISEDEC  en Génesis 14:17-19; Salmos 110:4; HEBREOS 7:1-10)

Es así que, Jesús tiene un sacerdocio inmutable que permanece para siempre, y  al haber un nuevo sacerdote, también hay un cambio de ley o de pacto Hebreos 7:22 Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto. Y añade en.  Hebreos 8:1-13 Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, 2ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. 3Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios; por lo cual es necesario que también éste tenga algo que ofrecer. 4Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; 5los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte. 6Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. 7Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. 8Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor ,En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; 9No como el pacto que hice con sus padres El día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor.10Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo;11 Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. 12Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. 13Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.

Entonces la ley, por así llamarlo, que escribió Dios en el nuevo pacto, están en  nuestro corazón  y es la ley del ESPÍRITU Romanos 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte tenemos que entender que ya no estamos bajo la ley que nos condenaba a muerte y maldición. sino en la ley del Espíritu que nos libra del pecado y de la muerte, porque al morar el Espíritu Santo en nuestro corazón significa que ya no tenemos pecado; porque el Espíritu Santo nunca va a morar donde hay pecado.

Si usted es un pastor o líder que no ha nacido de nuevo, (porque dice que, aun recibiendo a cristo es pecador) medite bien, porque si fuera así todo lo que haga es en vano, (sacrificios que no agradan a Dios, como son las oraciones y ayunos en demasía; las leyes del diezmo y días sabáticos) será como el sacerdote levita, y mas aun si usted dice que es un levita ; ahora si usted reconoce a Jesús como su sacerdote inmutable, como su salvador, que él lo salvó de todo su pecado y que en su corazón ya no hay pecado; solamente después de esto, nacería de nuevo Juan 3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de  Dios. Y cuando usted recién nace de nuevo, es solamente allí donde Jesús lo nombrará también rey y sacerdote al servicio de Dios  Apocalipsis 5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y podrá ministrar a los santos, así como lo hacía Pablo, porque solamente un santo es el que no tiene pecado en su corazón y puede ministrar a los demás santos  Romanos 15:25 Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos.  

¿Habrá un Justo pecador; un Santo pecador?, indudablemente que NO, Porque Jesús, el sacerdote inmutable nos hizo santos y perfectos ¿para hoy solamente? ¡NO!... Jesús lo hizo para siempre, ofreciéndose el mismo para limpiar el  pecado, Hebreos 10:14

 Gracias, muchas gracias Señor Jesús, por  salvarnos del pecado pasado, presente y futuro

 

DIOS LOS BENDIGA

REGRESAR AL ÍNDICE